Los niños tienen algo que decirnos

Leí con mucha rabia, con mucho enojo, que cada vez más niños están siendo "diagnosticados" con el "síndrome de falta de atención" y medicados para "curarlos" (usuamente con la droga Ritalin o Dexedrina).
El caso llega a que el 10% de los niños en Estados Unidos están medicados e incluso en algunos lugares es de "venta libre" y hasta los maestros se los dan a los alumnos "para tenerlos calmados"

Lo que estos estúpidos no quieren ver es que en realidad el sistema educativo es una bosta, está planeado y hecho hace como mínimo medio siglo atrás (con suerte), y que los niños de hoy no son para nada iguales a los de hace medio siglo.
Que aparte, viven y ven como terminan sus padres y sus hermanos, y la escuela lo único que pretende es amordazarlos, domesticarlos y fluir a un ritmo que no es el ritmo de la vida de hoy.

¡Los niños tienen mucho que decirnos! Nos están diciendo que esto no sirve, nos están diciendo que no les interesa, que no quieren el futuro que les queremos obligar a tomar.
Y los idiotas los drogan. ¡A sus propios hijos!

¡Imbéciles!

2 Reacciones
  1. Quetzali Dice:

    Cierto, la escuela, los maestros, los padres no estan advirtiendo ese cambio necesario en la educacion.. pero la verdad es que asi como en ese ambito es la sociedad mundial la que requiere un vuelco radical, la violencia ya no puee ser un codigo aceptado y valorado como lo es, hay que comprender la violencia, como opera en uno y como funciona tambien en los demas, ver como es que la violencia es util al desarrollo de este sistema que cada vez es mas deshumanizante, cada vez mas jodido, cada vez mas horroroso... el punto es que tu o yo podemos hacer algo, tenemos que hacerlo.. no podemos esperar que las soluciones caigan del cielo... este blog es un espacio que abre posibilidades... pero y tu?? ese anonimo lector? que haces??? seguiras dejando que niños, hombres y mujeres esten dopandose para "soportar" sus vidas??


  2. danielcuac Dice:

    En Cochabamba (Bolivia), existe un singular colectivo Punk de dirección nihilista, que viven en una casa abandonada del norte de la ciudad(amigos míos), chicos de alrededor de 15 años. El núcleo de este colectivo punk esta conformado por dos o tres chicos que escaparon de un centro de corrección juvenil en Iquique (Chile).

    El trasfondo es el mismo, el sistema no puede con los niños, no los puede controlar. Quiere cambiarlos, amoldarlos a su rutina: "Antes de jubilarse y morirse, los padres trabajan y ven tele y los niños no tienen que joder, si joden, se los droga".

    O cambimos al sistema, o dejamos que el sistema cambie a nuestros niños.